Lun, 07/31/2017 - 11:41

JÓVENES PROMUEVEN LA ANIMACIÓN MISIONERA EN OBRAS SALESIANAS

El Voluntariado Juvenil Salesiano –VJS, es la respuesta a una segunda vocación a la que todos estamos llamados: a servir este espíritu de servicio promueve vivir valores de solidaridad y gratuidad entre otros, no se desarrolla de manera espontánea, requiere etapas que se deben aprender a caminar. Con el fin de convocar y promover experiencias misioneras, el VJS La Paz, ha llevado el encuentro de “Animación Misionera VJS Juntucha” tratando de motivar a jóvenes de las obras salesianas y fortalecer el compromiso de pre-voluntarios y voluntarios desde los años 2013 hasta el 2017.

El encuentro VJS juntucha fue realizado el 9 de julio en el Colegio Domingo Savio; se comenzó compartiendo y conociendo a los diferentes participantes, para ello se realizó un campeonato de pelota quemada y se continuó con un almuerzo, pasada la confraternización se profundizó con el tema “Un nuevo camino” con el fin de reconocer la realidad que vivimos, posibles soluciones y animar al compromiso desde el estilo de vida de un Voluntario Misionero Salesiano.

Los jóvenes se conocen así mismos, sus sueños, sus metas, creando una relación con él mismo, su entorno y Dios. Fue valioso escuchar la contribución de cada uno de los participantes que representaron a una Organización Mundial ONU, en el encuentro denominado Jóvenes Misioneros - JOMISS, donde cada joven representó a su país y en un debate trabajaron problemáticas que hoy en día afectan a diferentes naciones, como la pobreza, la violencia, etc.

El VJS es un camino que cada joven puede elegir, vivir y lograr el cambio que sueña en su entorno. En la ocasión, se contó con el apoyo de dos pre-voluntarios y una voluntaria, que dieron definiciones; para concluir con un envío de compromiso. Cada participante reconocía que la fuente principal que motiva a realizar el cambio no es una persona o el sentirse bien con uno mismo, sino encontrar a Dios en el otro. Con una canción, firmaron en un mural de fotos, comprometiéndose a trabajar en alguna de las problemáticas.

Aún hay mucho por desarrollar y trabajar para lograr que este espíritu de servicio sea un estilo de vida. Esta experiencia representa un paso en este camino y se espera muchos más jóvenes se sumen a esta experiencia, todo con el fin de tener una sociedad y una vida plena. 

DIANA LEYVA 
VJS – LA PAZ